Avanza la distribución de módulos alimentarios para familias originarias

El Programa Alimentario de Módulos Focalizados para Pueblos Originarios del Ministerio de Desarrollo Social amplía la entrega de módulos alimentarios a familias que residen en comunidades del norte provincial. A partir de hoy, trabajarán en esta tarea tres equipos territoriales en comunidades de los municipios de Rivadavia Banda Sur, Colonia Santa Rosa, General Ballivián, General Mosconi, Urundel y Salvador Mazza.

Según informó la Secretaría de Políticas Sociales se entregarán 2050 módulos alimentarios focalizados y otros 416 módulos alimentarios para embarazadas, adultos mayores y refuerzos para niños bajo peso.

Con esta partida, suman 9.769 módulos alimentarios focalizados y 2.234 módulos de emergencia alimentaria distribuidos en comunidades originarias de Tartagal, Santa Victoria Este (zona Alto La Sierra, El Desemboque, La Puntana, Misión La Paz y Santa María), Rivadavia Banda Norte (zona Morillo, Los Blancos y Capitán Page), Hipólito Yrigoyen, San Ramón de la Nueva Orán, Pichanal, General Ballivián (misión Guayacan, El Quebrachal, Algarrobita, Pastor Senillosa, Tres Lapachos), Aguaray (Piquirenda, Tuyunti, Capiazuty, Tobantirenda, Campo Blanco, Peña Morada, campo Durán) y Embarcación (zona Dragones, Padre Lozano, misión Trafico, San Cayetano, La Loma, Franciscana, entre otras).

A través de los operativos de entrega casa por casa, las familias, niños de 6 meses a 6 años, personas con discapacidad, embarazadas, adultos mayores acceden a módulos alimentarios con 17 kilos de alimentos de alta densidad calórica cada uno.  También se brinda asistencias de refuerzo para niños de bajo peso.

Los operativos de entrega del programa se realizan periódicamente cada 40 días y actualmente cubre a una población de 16.007 niños, 791 personas con discapacidad y 887 embarazadas.

La acción en territorio del programa Módulos Focalizados potencia la intervención del Ministerio de Desarrollo Social en los departamentos San Martín, Rivadavia y Orán. Allí se concentra el foco de gestión del Gobierno de Salta ante la emergencia sociosanitaria declarada por el gobernador, Gustavo Saénz.

Desde esta cartera provincial, se intensifican cronogramas de intervención compartidos entre equipos técnicos de Módulos Focalizados, Acompañantes Educativos de Centros de Primera Infancia rurales y agentes sanitarios del Programa de Atención Primaria de la Salud (APS) del Ministerio de Salud Pública con el fin de reforzar la atención y el acompañamiento a familias que viven en esta zona crítica de la provincia.

Un esquema de distribución inmediata
La comisión de entrega que inicia hoy, responde a un esquema de distribución inmediata que amplía entregas semanalmente. Durante la semana pasada, los equipos de Desarrollo Social concretaron los operativos en comunidades de los municipios de Embarcación, General Ballivián, Aguaray y Tartagal.

Allí se entregaron módulos en diez comunidades del área del monte de Ballivián: El Chorrito, San José, El Arenal, Cuchuy, Pozo Fuerte, Chaguaral, Duraznillo, Algarrobita, Quebrachal I, Quebrachal II, Pastor Senillosa, Guayacán, Tierra Indígena, Tres Lapachos, Los Mistoles, Lagunita, Yuchan y Chañar.

El operativo de entrega contó con el acompañamiento del coordinador del Ministerio de Desarrollo Social, Ignacio González durante el circuito de entrega de los packs de refuerzo nutricional a las familias. En la comunidad “El Chorrito”, el referente ministerial conversó con Francisca Ángel, una joven madre titular de derecho en el programa quien expresó que la contención alimentaria le permite cocinar mejor para su pequeña hija. También mostró a los agentes el tinglado de cosecha de agua y cisternas donde acumulan el líquido vital para consumo seguro en la comunidad.

Jorgelina Cruz, técnica del programa integró la comisión que recorrió El Chorrito, y contó que «el principal requisito para que integren el programa menores de edad de hasta 6 años, es contar con un control por parte del agente sanitario local. Además, personas con discapacidad deben contar con el Certificado Único de Discapacidad, o uno médico que acredite la discapacidad. En el caso de las embarazadas, el control prenatal».

Agregó que «al detectar situaciones de vulnerabilidad, también entregamos un módulo alimentario a las familias que no están en condiciones de acceder al Focalizado» y enfatizó que la presencia en territorio de los equipos técnicos genera “empatía desde el primer momento con cada una de las comunidades”.

El programa se verá reforzado en la segunda semana de febrero con la llegada de 180.000 módulos para los que Nación envió los fondos, abriéndose a continuación la licitación para la adquisición de los productos que lo componen. Se repartirán 40.000 módulos durante cuatro meses a alrededor de 25.000 familias y además habrá otros 20.000 destinados específicamente en el marco de la emergencia sociosanitaria.