Día de las almas/ Se celebra la vida de nuestros muertos

En contacto con Andrea Lazarte, Ciriaco Agostini, Espiritualista y Pte. de la Fundación Casa de los Ángeles comentó sobre la tradición del día de los muertos. 

Explicó, ”el 31 es un día en el que se adelgaza el velo. El velo es algo que separa el mundo espiritual con el mundo físico. Por lo tanto todo lo espiritual está más cercano a nosotros en el mundo físico, esto es aprovechado por las personas que hacen magia blanca o negra para contactar con espíritus. Este adelgazamiento también permite que puedan bajar nuestros finaditos y que tengamos una conexión en esta época”.

En este sentido indicó que la manera más adecuada de celebrar estos días son a través, de una mesa de ofrendas, donde se les ofrece principalmente el pan, comidas y de esa manera realizar un día de celebración. Para terminar el día de los santos que es el 1 de noviembre, que es el día que están elevados espiritualmente. ”Estas cosas se celebra hace 200 años acá. El criollo de acá las establece como ley”, agregó.

En cuanto a la ofrenda indicó, ”cada ofrenda no es que se hace al azar. Cada figurita humana que está hecha con pan representa a cada humano. Hay escaleras y túnel de flor y cebollas que son dos conductos para que nuestras almas encuentren el camino al cielo. Suelen prepararse comidas que le gustaban a los difuntos”, detalló.

En este sentido explicó, ”no se necesario estar presente en la tumba del difunto. Se puede hacer en la casa. Se pone una mesita, una foto del difunto y se prende una velita. Lo importante es estar consiente todo el día de que se está celebrando la vida de nuestros muertos”, finalizó.