El cementerio de Joaquín V. González está «totalmente descuidado entran a robar siempre»

A parte del problema del hospital de Joaquín V González, a la localidad se le suma otra problemática, en este caso el cementerio de ahí es tierra de nadie, se encuentra totalmente abandonada e insalubre.

El periodista Cristian Vicecci, habló acerca del tema e indicó que es de terror visitar el cementerio. «Hay un canal de desagüe que es lo único que separa el barrio Facundo Quiroga del cementerio. No existe ningún muro que separe, cualquier persona puede ingresar a cualquier hora».

Allí lo curioso es que, supuestamente, en los papeles presentados en el Concejo Deliberante, dice que se hizo un gasto total de 5 millones de pesos para cerrar el sementierio «lo cual no existe».

«Ellos dicen que se hizo, sin embargo te acercas y no esta el muro, figura solamente en los papeles. Esto se presta para cualquier hecho delictivos, hay malvivientes que van y romper puertas, roban placas, sobre todo buscan el bronce para comercializar».

Los ladrones, muchas veces terminan rompiendo los cajones de los difuntos, hasta ese grado se llega. «Siempre salen noticias que se roban lo cráneos y huesos, es sorprendente».

Según Vicecci, en Joaquín V. González no hay sereno, osea si querés ir a las 3 de la mañana, no hay ningún problema. «Los vecinos están preocupados, a esto se suma las quejas de falta de limpieza que a pesar que la hacen organizaciones sociales, es muy poco el trabajo que hacen. Ellos cobran el ‘potencial trabajo’, a base de eso hacen el trabajo, la Municipalidad no hace el trabajo de limpieza».

El periodista, señaló que hay un gasto de $4.600.000, pero esta obra no existe. «Hable con un funcionario municipal que me dijo ‘puede ser un error de tipeo’. Imaginate el concepto de ‘error de tipeo’ que tienen».

Por último, añadió que ante la situación el intendente hace oidos sordos y no habla, no da explicaciones absolutamente de nada y que: «nisiquiera lo encontras en la Municipalidad, no está nunca, de vez en cuando lo podes encontrar al secretario de gobierno que es su sobrino».