El Gobernador y la Defensora de los Niños coincidieron en continuar con la restitución de los derechos a comunidades wichis

El gobernador Gustavo Sáenz se reunió en Casa de Gobierno con la defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes nacional Marisa Graham, quien se encuentra en la Provincia recorriendo el norte e interiorizándose sobre los diversos programas y líneas de acción interministeriales que se hacen en zona en el marco de emergencia sociosanitaria.

En este sentido destacó el trabajo articulado que realiza Salta y ponderó el accionar en territorio de los equipos interministeriales. Así a las tareas que se ejecutan “damos apoyo para fortalecer lo que se está haciendo con la facilitación de nuestra Institución de los Derechos Humanos de niños, niñas y adolescentes”, expresó.

Añadió que “es nuestra preocupación central sumarnos para resolver los graves problemas que afectan a la niñez wichi y a sus familias, y seguir avanzado por el camino de la restitución de los derechos de esos niños, niñas y adolescentes. Los derechos humanos no tienen fronteras: Los niños wichis no son un problema sólo de Salta sino de la Nación argentina”.

Graham acompañó los barridos sociosanitarios en las comunidades para buscar niños y niñas en situaciones nutricionales delicadas y destacó los operativos de documentación que posibilitan el acceso a otros derechos.

Calificó como positivo al plan UNIR, y cómo el trabajo intercultural se vuelve un hilo conductor en las acciones ejecutadas.

También se planteó otras cuestiones que hay que seguir profundizando con políticas públicas nacionales y provinciales para resolver temas más estructurales como el acceso al agua segura, del tratamiento de la basura, entre otros.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social Verónica Figueroa elogió la actitud de la Defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de “estar presente en territorio para conocer en primera persona la situación y cuáles son las problemáticas más complejas”.

La Ministra señaló que se continuará con la gestión de los programas que están en funcionamiento como UNIR para dar respuestas concretas en corto, mediano y largo plazo. “Lo importante es que las líneas de acción se realicen en consenso con las comunidades, porque lo que ya hemos visto que cuando es algo impuesto o forzado no da resultado a largo plazo”.

Por su parte Sebastián Medina jefe de Gabinete de la Defensoría indicó que hay que seguir fortaleciendo este círculo virtuoso.

También participó de la reunión el Defensor General de la Provincia, Pedro García Castiella.