En la reciente campaña de testeo de hepatitis B todas las muestras fueron negativas

En la reciente campaña de testeo para detección de hepatitis B, se efectuaron 182 pruebas en diversos efectores dependientes del Ministerio de Salud Pública, resultando todas con resultado negativo.

El programa de VIH, ITS y Hepatitis Virales, dependiente de la Subsecretaría de Medicina Social, informó que los test rápidos y las actividades de promoción se realizaron respetando las medidas de bioseguridad y aislamiento físico, en los centros de salud de los barrios Lavalle, Intersindical, El Manjón y San Francisco Solano, de la Capital.

También realizaron el testeo, las áreas operativas Santa Victoria Oeste, Cafayate, Alto La Sierra, Hipólito Yrigoyen y Angastaco.

Las tomas de muestra de sangre se efectuaron a personas que voluntariamente las solicitaron y corresponden a los siguientes grupos de edades: entre 15 y 19 años, 5 test; de 20 a 24, 20; de 25 a 29, 19; de 30 a 34, 19; de 35 a 39, 23; de 40 a 44, 22, de 45 a 49, 18 y de 50 a 54, 20.

Enfermedad prevenible

Las hepatitis virales, también llamadas víricas, son un grupo de enfermedades infecciosas que causan daño agudo y crónico como cirrosis y cáncer de hígado. Se clasifican en hepatitis A, B, C, D y E, siendo las del tipo B y C las más severas, ya que la mayoría de las muertes son provocadas por éstas.

Estas patologías son prevenibles y tratables. Existen vacunas y tratamientos efectivos para la hepatitis B, y más del 95% de los casos de hepatitis C puede curarse en un plazo de tres a seis meses de terapia.

Se estima que sólo un 5% de las personas que padece hepatitis crónica sabe que tiene la infección y menos del 1% accede a tratamiento. Por ello, es de suma importancia la prevención y el diagnóstico temprano.

Desde el año 2012, la vacuna contra hepatitis B se incluye en el calendario nacional de vacunación para todas las edades. También hay vacuna para prevenir la hepatitis A, que se coloca al año de vida en una dosis única.

Entre las principales medidas de prevención, se recomienda la adopción de hábitos higiénicos, principalmente lavado de manos con agua y jabón y no beber agua que no haya sido potabilizada.

La vacuna es efectiva contra los tipos A y B y ambas se incluyen en el calendario nacional de vacunación. Se recomienda también, efectuarse los análisis de sangre, para detectar el virus de la hepatitis B, utilizar preservativo en las relaciones sexuales y no compartir agujas ni reutilizar jeringas.