En la región núcleo esperan un 10% más de trigo que hace un mes atrás

Según el informe de la Región Núcleo publicado por BCR, serán 300.000 toneladas extra. El 60% levantado consolida las gratas sorpresas que salen de las cosechadoras. El rinde triguero pasa de 27 a 30 qq/ha y se actualiza a 2,7 Mt la producción triguera de la región.

Se esperan 300.000 t más de trigo en la región núcleo

El 60% de la superficie triguera cosechada afirma rindes superadores. Un mes atrás había expectativas de 27 qq/ha, hoy, tras las gratas sorpresas, la estimación sube 3 qq/ha. ¿Puede seguir mejorando el trigo en la región núcleo? Por un lado sí, porque los rindes en muchas localidades han superado más que un 10% lo esperado. Por otro lado, hay temor por los efectos de las heladas y la sequía en el norte de Buenos Aires. Y aún resta por cosechar 400.000 hectáreas con sectores que aún no comenzaron, como en el noroeste bonaerense. Allí, la cosecha es una incógnita; puede haber sorpresa, pero malas: “no creo que sean buenas. Esperamos 30 qq/ha de promedio y en los alrededores menos. Tenemos mucho miedo al efecto heladas”, explican técnicos de General Pinto.

“Noviembre termina con lluvias por encima de la media en gran parte de la región”, dice el consultor Elorriaga.

De todos modos, a fin de noviembre, se espera un rinde  medio de 30 qq/ha en la región núcleo, rinde que permite estimar ahora una mayor producción que pasa de 2,4 a 2,7 M tn.

¿Cómo sigue la cosecha de trigo en la región y cuáles son los resultados?

En Carlos Pellegrini (centro-sur santafecino) dicen: “fue un año en que no hubo reservas de agua en el perfil y no llovió lo suficiente; seguimos sorprendidos y muy contentos con esto que ha sucedido”. Allí, terminaron de cosechar con un rinde promedio de 20 qq/ha, que resultan entre 5 y 10 qq/ha más que lo proyectado. Pero, un 5% del trigo no pudo cosecharse por la falta de agua. Otros sectores de rindes superadores son los alrededores de San Pedro y Baradero. Los rindes cosechados superan incluso los potenciales locales con techos de 55 a 60 qq/ha y pisos de 43 qq/ha. También sucede esto en Bigand (extremo sur santafecino) que termina la cosecha con un promedios de 48 qq/ha. Hacia el noroeste bonaerense, recién se empezará a desvelar la incógnita de los rindes de este año en la próxima semana. En el sureste cordobés, hay una gran variablidad: En Marcos Juárez esperaban 20 y cosechan promedios de 33 qq/ha; a pocos kilómetros en Monte Buey, comentan que los rindes son pobres para el área y lo que esperaban. Están trillando con pisos de 20 qq/ha y techos de 40 qq/ha.

¿Cómo explican el efecto de la grata sorpresa triguera?

Es indudable el efecto de lluvias a finales de octubre, pero los resultados han superado lo mejor que podía esperarse de esas tormentas. En Aldao, un ingeniero que trabaja en distintas partes de la región comenta los siguiente: “hubo muchas sorpresas con rindes de 30 a 50 qq/ha y una gran variedad de resultados. En muchos lotes que esperábamos 50 salieron 30, pero en muchos otros que estimábamos 35 salieron más de 45. Vemos un gran mosaico de situaciones que en general son a favor. Los principales factores que explican esto son  genética: hubo variedades muy afectadas por heladas. También un gran efecto de calidad del ambiente y la tecnología aplicada. Pero por otro lado hay casos puntuales que en principio no se encuentran explicaciones fisiológicas de estos resultados favorables”.

Hay alerta por reducción en el nivel tecnológico aplicado durante la campaña

Existe incertidumbre entre los asesores en cuanto al impacto que podría tener sobre la producción la faltante de insumos claves y el desafío que se plantea la hora de adquirirlos, en particular fertilizantes. Los asesores zonales reportan faltantes de súper simple y superfosfato triple. Aunque aclaran que “ha pasado un tanto desapercibida porque en la zona se fertilizó muy poco la soja por la falta de fondos que atraviesan los productores y por como vienen desfinanciados”. Y agregan que en maíz temprano ocurrió algo similar a la siembra, con la urea, pero luego se refertilizó con nitrogenados  cuando las condiciones ambientales fueron mejorando el estado del cultivo. Uno de los cultivos más afectados podría ser el maíz de segunda o tardío.  Por otro lado reportan faltante de agroquímicos como paraquat, 2,4-D, glifosato, aunque consideran que son baches y que no deberían haber limitado las labores. Pero insisten en señalar la reducción en fertilizantes puede sentirse este año sobre todo en el potencial de los maíces tardíos.

Recta final para la cosecha de soja de primera

El progreso de siembra intersemanal fue del 10%, por lo que la región lleva sembradas 3,77 M ha de soja de primera. De esta manera, el avance de siembra se pone a la par del promedio de las ultimas 5 campañas (92%). La zona más a adelantada es el centro sur santafesino con un 96% de avance. Allí destacan además la buena humedad del suelo para la emergencia del cultivo. Le sigue el sudeste cordobés con un 95% de avance. En Viamonte remarcan que se avanza muy rápido con la siembra gruesa y que se van a tener todos los cultivos implantados bastante temprano esta campaña. El noroeste bonaerense lleva un progreso de siembra del 93%. El sur de Santa Fe avanzó sobre el 90% del área intencionada y el noreste de Buenos Aires sembró el 88% de la soja de primera. En la zona de San Pedro y Baradero comentan: “nunca paramos por falta de humedad. Hacía años que no nos pasaba esto de no renegar con la falta de agua. Sembramos  y a las pocas horas la semilla ya está hinchada”. En la zona se comenzó a sembrar soja de primera hace diez días y el avance ya es del 85%.

La siembra de soja de segunda al compás de la cosecha

Alentada por las últimas lluvias, la soja de segunda tampoco para. Se lleva implantado el 35% en la región. Las sembradoras avanzan a medida que se levantan los lotes de trigo. El centro sur de Santa Fe es la zona más adelantada con un progreso del 60%. En Maria Susana comentan que semejante avance de siembra ha sido posible a que se cosechó el trigo muy temprano: “es histórico, nunca pudimos comenzar la cosechar de trigo en los primeros días de noviembre (a partir del 5/11). También ha sido de gran ayuda contar con excelente humedad”. En el sur de Santa Fe también se avanzó sobre el 60% del  área intencionada. Sin embrago, en Bigand advierten que se detuvo la siembra por la escasa humedad del suelo. En el sudeste cordobés se sembró el 50%. Mientras que el norte bonaerense es la zona más atrasada con solo un 2% sembrado.

Arrancó la siembra del maíz tardío en la región

Ya hay numerosas zonas de la región que comenzaron. En General Pinto, en el noroeste bonaerense, se sembró el 50% del cultivo. En el centro sur de Santa Fe, como en Carlos Pellegrini y El Trébol el avance también es importante. Sin embargo, hay otras zonas que están esperando una próxima lluvia para arrancar, como en Los Quirquinchos y Viamonte. En Cañada de Gómez y en Monte Buey  la siembra del maíz tardío comenzará en los primeros días de diciembre.

Detalle por Subzonas

SUBZONAS Y RED DE ESTACIONES METEOROLÓGICAS GEA

SUBZONA I

La siembra de soja, tanto la de primera como la de segunda, está terminada en el área de María Susana. Los técnicos comentan que semejante avance de siembra ha sido posible a que se cosechó el trigo muy temprano: “es histórico, anteriormente nunca podemos comenzar la cosechar de trigo en los primeros días de noviembre (a partir del 5/11). “También ha sido de gran ayuda contar con excelente humedad”, agregan. A pesar de la incertidumbre que daba la calidad de la semilla hoy se observan muy buenos niveles de nacimiento.  Comentan que hoy los problemas pasan por las malezas: “la cantidad es llamativa, pero es lógico luego de un año seco”. Pero lo más importante es que los ánimos de los productores están reanimados y vuelve a haber buenas expectativas para esta gruesa. La cosecha triguera tras el 100% de trilla deja las siguientes observaciones: “los rendimientos superaron por un 10 % lo estimado”. La razón sería que se logró un buen peso de grano por las lluvias en el llenado. El rinde promedio es de 34 qq/ha. “El peso hectolítrico es aceptable”, dicen y de proteína, refieren que está en niveles “promedios”. De maíz de primera hay muy poco sembrado. Muchos productores directamente no lo sembraron por la sequía. ¿Problemas por falta de insumos? Responden: “estamos preocupados por la entrega de fertilizantes. La semana próxima o en 10 días más estaremos en condiciones de dar un panorama sobre este tema que es fundamental y más en este momento de la campaña”.

En Carlos Pellegrini queda solo un puñado de lotes por sembrar con soja de primera. Hay muy buena humedad en el suelo. La cosecha de trigo finalizó esta semana, por lo que ya se está avanzando con la siembra de soja de segunda. El progreso es del 50%. “Los rindes no han dejado de sorprender. Hubo promedios que superaron los 20 qq/ha con rindes máximos de 40 qq/ha. Fue un año en que no hubo reservas de agua en el perfil y no llovió lo suficiente para obtener buenos rindes; seguimos sorprendidos y muy contentos con esto que ha sucedido”, comentan los ingenieros del área. Un 5% del trigo sembrado no pudo cosecharse por la falta de agua. El maíz temprano está en muy buen estado: “se desarrolla normalmente”. Se estima que para el 10 de diciembre comience la siembra del maíz de segunda. En cuanto a las proporciones de siembra de los maíces, el área del temprano no superó el 5 %, el 60 % se hizo en siembra tardía y el 35 % será para siembra de segunda. En cuanto a los insumos para la campaña gruesa, los técnicos mencionan que no se están consiguiendo fertilizantes. Uno de los cultivos más afectados será el maíz de segunda. “Un gran porcentaje de los productores sembraron el maíz con baja aplicación de tecnología, por falta de recursos por los malos rindes de la campaña anterior. Algunos van a suplementar en estado vegetativo, pero la mayoría no. También se perciben faltantes en el resto de insumos, pero son productos que se pueden suplir por otros que se van encontrando en el mercado”, señalan.

En El Trébol está finalizando la siembra de soja de primera. La de segunda lleva un avance del 20%. “Se atrasó todo prácticamente un mes de lo habitual”, indican los técnicos. El maíz implantado está en excelentes condiciones y buena humedad para su crecimiento. Ya arrancó la siembra de los maíces tardíos y de segunda. Del área destinada a maíz, un 70% se hizo con maíz temprano. Los ingenieros no reportan faltantes de fertilizantes o de otros insumos para la campaña gruesa. En cuanto a la cosecha de trigo, se obtuvo un rinde promedio de 20 qq/ha, 5 quintales por encima de lo que se esperaba a inicios de la cosecha.

Finalizó la siembra de soja de primera en Cañada de Gómez. La de segunda lleva un progreso del 70% y ésta semana se termina. Los maíces implantados se observan estresados por el calor, las hojas se empiezan a acartuchar. “Esperamos con ansias la lluvia del miércoles”, comentan los ingenieros. La siembra del maíz tardío comienza a partir del 5 de diciembre. Del total del maíz que se sembrará, la tercera parte se destinará a maíz tardío.  En cuanto a insumos para la campaña gruesa, “nos adelantamos y compramos casi todo. Solo nos falta un remanente de Micro Essentials SZ. Pero solo se acepta contado en canje disponible o canje a cosecha”, mencionan. Finalizó la cosecha de trigo en la zona. Los rindes fueron mejores a los que se esperaba. A inicios de la trilla se calculaba un promedio de 35 qq/ha y se terminó promediando 46 qq/ha. La calidad es de Grado 2.

SUBZONA II

En Bigand se completó la siembra de soja de primera. La de segunda lleva un avance del 50%. “Desde ayer se detuvo la siembra por la escasa humedad del suelo”, advierten los técnicos. El maíz implantado  evoluciona muy bien. Hace unos días aparecieron acartuchamientos de hojas en los horarios de mayor carga de calor, pero por ahora no hay déficit hídrico. Los profesionales indican que no se observan lotes sembrados con maíz tardío ni de segunda en la zona. Además aclaran que, si bien no hubo problemas de faltantes de fertilizantes, se advirtió sobre una posible falta de nitrogenados y MAP. También se comentan sobre posibles problemas en la formulación de  fitosanitarios en el exterior que podría complicar su disponibilidad en la campaña de soja. En cuanto a la cosecha de trigo, se avanzó sobre el 80% de los cuadros. Los rendimientos son mejores a los esperados hace un mes atrás. Los promedios rondan entre 47 y 48 qq/ha. La calidad es buena, con buen PH: entre 78 y 80. Algunos datos de proteína dan valores de 10% con buen color y buen peso.

En los alrededores de Los Quirquichos (sur santafecino) queda muy poco por cosechar de trigo. “Los rindes sorprenden” dicen los asesores zonales, aunque también explican que hay cuadros en el que los rindes rondan los 15 a 20 qq/ha a causa de las heladas tardías.  “Esperamos que el promedio zonal sea alto”. La siembra de soja de primera está muy avanzada y ya comenzó  la de segunda. En cuanto al maíz tardío  esperan comenzar después de las lluvias”. En relación a las  ventas de insumos, dicen: “ha habido faltante de fertilizantes, en especial súper simple y superfosfato triple”. Agregan: “no se notó  porque en la zona se fertilizo muy poco la soja a causa del  contexto económico que atraviesan los productores y por como vienen desfinanciados”. En maíz también ocurrió algo similar a la siembra, con la urea, pero luego se refertilizó con nitrogenados  cuando las condiciones ambientales fueron mejorando el estado del cultivo. “También hay faltante de agroquímicos como paraquat, 2,4-D, glifosato. Son baches en la disponibilidad, no deberían haber limitado las labores. Sin embargo, consideramos que la clave, esta campaña, va a estar en la reducción en fertilizantes”.

SUBZONA III

La siembra gruesa  viene muy bien en San Pedro y Baradero: “nunca paramos por falta de humedad. Hacía años que no nos pasaba esto de no renegar con la falta de agua. Sembramos  y a las pocas horas la semilla ya está hinchada”. En la zona se comenzó a sembrar soja de primera hace diez días y el avance  es del  85 % aproximadamente.  En cuanto a cosecha de trigo también está muy avanzada con el 60% ya levantado. Pero aún no   comenzó la siembra de soja de segunda. “Los rindes están saliendo muy bien, con pisos de 43 qq/ha y techos de  55 a 60 qq/ha. Estamos teniendo rindes que son muy buenos para la zona”, dicen los técnicos locales. Y agregan que un mes atrás el panorama era otro: “esperábamos rindes modestos, el cultivo la estaba pasando mal, pero tuvimos una muy buena lluvia  hace exactamente un mes, el 28 de octubre. Sin embargo, teníamos dudas si esos milímetro se traducirían en rinde, y la realidad está indicando que sí. Es una gran sorpresa que está alegrando al productor”.

SUBZONA IV

En General Pinto la siembra de soja está casi terminada, el avance supera el 90%. También se avanza con la siembra del maíz tardío, se estima un avance del 50%. Los trigos siguen sin cosecharse, “es probable que tengamos sorpresas cuando las cosechadoras entren a los lotes, pero no creo que sean buenas. Esperamos 30 qq/ha de promedio y en los alrededores menos. Pero le tenemos mucho miedo al efecto heladas y la fuerte diferencia que se nota en los lotes. Incluso, estamos viendo plantas afectadas por heladas que tiene retoños y esto se ve por manchones”, explican. En cuanto a faltantes de insumos, no hay cambios respecto a una semana atrás, cuando los técnicos comentaban que dónde más se nota es en los  fertilizantes: “fertilizantes fosforados, incluso la urea, están faltando. Prevemos que por los tiempos comerciales de importación, no se llegaría a tiempo para cubrir las dosis de aplicación necesarias”.

SUBZONA V

En Monte Buey la cosecha de trigo se empezó hace una semana. “Los rindes son pobres para lo que es la zona. Tenemos pisos de 20 qq/ha y techos de 40 qq/ha”, dicen los asesores locales. En cuanto a soja de primera hay un avance en la siembra del 95%. Los maíces tempranos están buenos, aunque algunos cuadros están afectados por granizo y otros por chinches de los cuernos. “Se ven más retrasados de lo normal ya que se arrancó más tarde con la siembra este año”. La siembra de maíz tardío comenzará los primeros días de diciembre.

Hacia el sur, en Viamonte la siembra de soja está terminada. Después de las lluvias de esta semana se espera sembrar el maíz tardío. “Estamos avanzado muy rápido y vamos a tener todos los cultivos implantados bastante temprano esta campaña”, dicen en el área.

INDICADORES CLIMATICOS

Lo que viene, el pronóstico para la semana próxima en la región núcleo

 

Puede haber acumulados de 80 a 90 milímetros

Chaparrones y tormentas aisladas a partir de la noche del jueves y lluvias generalizadas durante el viernes 1ro de diciembre: puede haber acumulados puntuales de 80 a 90 milímetros.

El periodo comprendido entre el jueves 30 de noviembre y el miércoles 6 de diciembre comienza con inestabilidad a partir de la tarde/noche del jueves que favorecerá la ocurrencia de chaparrones y algunas tormentas aisladas e intermitentes, principalmente en el norte/oeste de la zona GEA.

La probabilidad de lluvias generalizadas aumenta durante el viernes 1 de diciembre, al igual que la posibilidad de que alguna tormenta sea localmente intensa con acumulados puntuales entre 80 y 90 milímetros.

Las condiciones meteorológicas mejorarán temporalmente durante ese mismo día, pero el sábado 2 retorna la probabilidad de precipitaciones que se mantendrán hasta la madrugada del domingo 3. Posteriormente se esperan buenas condiciones hasta el martes 5, momento en el cual no se descarta el desarrollo de algunos chaparrones aislados e intermitentes hasta la madrugada del miércoles 6 de diciembre.

Las temperaturas presentarán un descenso generalizado a partir del sábado 1 de diciembre con máximas que oscilarán entre 23 y 26°C. Luego, leve ascenso durante el domingo 2 de diciembre, principalmente en el norte del área GEA. Las temperaturas mínimas seguirán el mismo comportamiento que las máximas, alcanzando valores de 8 a 10° entre el domingo 3 y el lunes 4 de diciembre. Las marcas térmicas tienden a recuperar los valores normales estacionales hacia el final del periodo de pronóstico.

Lo que pasó con el clima en la última semana en la región núcleo

Lluvias sobre el oeste y sur de GEA

La semana comprendida entre el jueves 23 y el miércoles 29 de noviembre se registraron precipitaciones en forma de chaparrones y tormentas aisladas e intensas en forma puntual.

La zona de lluvias se ubicó principalmente en el oeste y sur del área GEA. En el centro y este los acumulados fueron poco significativos. El monto más importante, 80 mm fue medido en la localidad de Bengolea, en Córdoba.

Las temperaturas fueron elevadas para la época y presentaron un gradiente sur/norte con registros que alcanzaron los 33/37°C en la porción noroeste del área GEA. El valor más alto, 36,8°C, se midió en la localidad de Montes de Oca, en Santa Fe.

Las temperaturas mínimas también tuvieron una distribución con un gradiente sur/norte, el rango de valores fue entre 9 y 15°C. El valor más bajo del periodo, 9,9°C, fue registrado en la localidad de Junín, en Buenos Aires.

Con este panorama, y en función de las precipitaciones recibidas, las reservas de agua en el suelo continuaron recargándose respecto de la semana pasada. Sobre todo en el centro del área GEA, alcanzando niveles de humedad entre regular y adecuada. Las condiciones se mantienen escasas en el centro/oeste y de sequía principalmente en el noroeste de la zona GEA, aunque en un área más reducida. Con estas condiciones hídricas en el noroeste del área GEA se requieren, en los próximos quince días, acumulados entre 100 y 180 mm para alcanzar el estado óptimo de las reservas, mientras que en el resto de la zona los valores se reducen a montos entre 60 y 100 mm.

Extensión GEA: O de Córdoba, N de Santa Fe, Santiago del E. y Chaco

Noviembre termina con lluvias por encima de la media en gran parte de la región

Noviembre llega a su fin confirmando las proyecciones de un excelente comportamiento pluvial realizadas en julio 2023 mediante un análisis probabilistico de las anomalías en el Pacífico Ecuatorial Central y su interacción con el conjunto de los condicionantes de escala planetaria y regional.

Tal y como se esperaba, durante todo el mes, la circulación de aire cálido y húmedo fue preponderante y los sistemas precipitantes tuvieron una recurrencia sistemática que termina con volúmenes de lluvia por encima de los valores medios históricos en la mayor parte de la zona núcleo.

En los últimos sesenta días el Niño, muy instalado desde septiembre en el sudeste de Brasil, mostró una creciente influencia positiva en la región pampeana. El resultado fue un aporte de agua sostenido y bastante homogéneo que, sin lugar a dudas, tiene su correlato en el estado actual de las reservas de agua en el suelo. La humedad en los perfiles presenta una condición muy favorable en la franja este, incluso con excesos, con una leve disminución a medida que nos desplazamos hacia el sudoeste. El escenario continúa siendo más ajustado en el norte de Córdoba y en la franja oeste en general, donde las lluvias han estado presentes pero de una forma más errática y heterogénea.

Las condiciones de inestabilidad se mantienen vigentes en el último día del mes, y todo indica la continuidad del ingreso de aire tropical en el inicio de diciembre. Según los pronósticos, estas condiciones sostendrán un escenario propicio para que el ingreso de un nuevo sistema frontal provoque el desarrollo de lluvias en los primeros días del nuevo mes, principalmente en la zona núcleo y la franja este de la región pampeana.

Diciembre mantendrá la continuidad del patrón húmedo que caracterizó a octubre y noviembre, asegurando el final definitivo de la escasez pluvial, aunque para la franja oeste la recomposición plena será más lenta.

Los forzantes de escala planetaria están consolidados y actuando a favor, por lo que lluvias dentro, o por encima, de lo normal son la condición más probable para el último mes del año, dato alentador y mas que favorable para el maíz y la soja.

 

Marina Barletta – Florencia Poeta – Cristian Russo | BCR