Funcionarios de Leavy habrían usado fondos de Tartagal Productiva para la campaña

En comunicación con Andrea Lazarte, Federico Zunino Director de Tartagal Productiva Sociedad del Estado explicó sobre la denuncia que erradicó a las ex autoridades de “Tartagal Productiva” por irregularidades en la gestión.

Explicó, ”Tartagal productiva se creó en el año 2017, como una sociedad del estado como objetivo para llegar a los pequeños productores de cerdo para poder ofrecer su producción en una carnicería al público. De manera de darle solución al problema que tenían ellos, que era negociar con el producto. A partir de eso se los recibe a todos los productores, para que se vendan sus productos y es una rueda semanal. Donde tienen la abastecedora, donde ofrecen su producto y se vende. A la semana siguiente se le hace el pago completo de lo que llevan”, detalló.

En este sentido indicó, ”Eso estuvo funcionado desde el 2017. Nosotros nos hacemos cargo desde el 10 de diciembre del 2019 con un balance de 2018 cerrado, que ya arrojó una pérdida normal. Y cuando hacemos la auditoría que encarga el intendente al inicio de la gestión, nos encontramos con gravísimas irregularidades en administración. Motivo por el cual, a partir de un informe de un auditor externo del municipio, se decide hacer una denuncia penal por posible administración fraudulenta contra el directorio saliente de la empresa”, explicó.

En cuanto a las irregularidades detalló que se trata de cheques emitidos sin facturas que le dan origen a ese pago por un millón trecientos mil pesos. Pagos por montos mayores a las ventas finales del los ejercicios anuales, También, se detectó que se inventó un crédito fiscal de 650 mil pesos para no pagar IVA. Entre otras irregularidades, que hacen que la pérdida final del ejercicio anual de un saldo de tres millones de pesos negativos. En este sentido detalló que que las personas denunciadas son los tres directores y el titular.

En este sentido indicó, ”esto ha dejado tambaleando la empresa. Una pérdida de este monto pone en liquidación a la empresa. El peor daño son los pequeños productores que hace dos años recién podían poner su producción y mejoraron su trabajo. No se merecen bajo ningún aspecto que la gestión anterior haya pisoteado todo el trabajo haciendo una mala administración”.