La música como alimento espiritual y vital

Mirta Talavera es música folclórica de Paraguay, entre una de sus primeras líneas, nombra a la música como alimento espiritual o algo de vital importancia. En sus inicios vió que muchos cómo ella soñaban triunfar con la música, pero por distintas razones estas se truncaron. Mirta por su parte, se propuso a vivir de la música y llegar lejos.

La pandemia la golpeó. Paso por miedo, encierro y mucho trabajo en casa. Sin embargo, el virus llegó con buenas noticias bajo el brazo. Llegó la oportunidad de gravar un disco junto a las hermanas Vera y la nominación a los Premios Gardel a mejor disco, por el mismo. “La pandemia trajo muchos regalos para mí, muchas cosas positivas”, dijo.

Este álbum fue grabado en Asunción y ella lo considera un disco Bi Nacional. Un 50% chamamé y un 50% polcas paraguayas. Otra de las características es que algunas canciones están cantadas en Guaraní y la sumatoria de las hermanas Vera, que siempre han cantado música paraguaya. “Fue muy fácil hacer la conjunción con estas grandes artistas”, contó. Los valcecitos del Perú entre otros, son sus géneros favoritos. Mirta recalca: “Ojalá que podamos conquistar más lenguajes con la música”.

Todos tuvimos que adecuarnos a la virtualidad y dejar de lado el abrazo. Pero si hay algo que nos salvó fueron los artistas, que nos dejan ser parte de lo que ellos aman, mediante una pantalla. Mirta dijo que le gustaría hacer algo grabado y transmitirlo por streaming. Aunque ahora barajan una fecha en febrero para lanzar nueva discografía. Lo único que esperan es la habilitación que va a permitir la entrada de 300 personas a su próximo show.

Podes escuchar la nota entera acá:

https://www.facebook.com/cadenamaxima/videos/1314920855510510/