¡MÁS VIVO QUE NUNCA! Vol. 3: El Oficial Gordillo, desde Tucumán para el mundo

El show será vía streaming el 21 de noviembre a las 22. Las entradas se pueden conseguir  entradas www.passline.com/sitio-evento/gordillo–vol-3-44432.

El Oficial Gordillo, alias Miguel Martín, es conocido por robar… risas. Su humor llegó a todo el país y ni la pandemia lo apagó: “Estoy de diez más IVA, más flete”, dijo para romper el hielo.

“La gente en Tucumán no hace ni aca de caso. El comisario me ha dado un barbijo y un alcohol en gel. Le digo que hago con medio corpiño y una gelatina de Vodka”, contó entre risas.

En el volumen 2 de Más vivo que nunca, su “mamá contaba cómo era la pandemia. “Mi mamá agarró un negocio de lloradora de velorio. Pide tarifas promocionales: Por $500 llora, por $1000 llora y cuenta anécdotas. Por $1500 ya tira alaridos”, contó.

Como a muchos al Oficial, le costó adecuarse a la virtualidad. “En los primeros streaming estaba perdido, no tenía respuesta del público más que: jaja”, contó. Y para el próximo show se planteó hacerlo como un programa de radio o TV.  “Así que en el 3ro ya voy a estar más confiao”, dijo entre risas. Además adelantó que su mamá va a ser curandera por WhatsApp. “Cura el mal de ojo y te va indicando por WhatsApp como hacer”, contó.

La cuarentena también lo llevó a pasar más tiempo en familia. Contó que con “La Jesica Judith” no se tocan ni con una rama e intentó ser un padre “piola”. “Empezamos como una publicidad. Yo limpiaba el piso y me ayudaban dos pajaritos como Blancanieves, todos hacíamos algo”, relató. Con el paso de los días se empezó a preguntar si La Ramona, podía ir a limpiar la casa. “Ahí me di cuenta que la Ramona es más importante que mi señora y mis hijos. La Ramona es armonía, es libertad”, dijo.

“Me encanta ir a salta, me reciben como si fuera una estrella. Después vuelvo a Tucumán y me patean, me insultan. Un beso grande y nunca se rían de un tucumano en bicicleta, porque puede ser la tuya”, finalizó.