Para bajar decibeles y calmar los ánimos, Macri invitó a Evo a ver Boca-River

Después de que la semana pasada se quejara por el trato del gobierno argentino a los ciudadanos bolivianos, Evo Morales recibió hoy una invitación de Mauricio Macri.

El presidente argentino invitó a su par boliviano a ver el partido de fútbol que Boca debería jugar con River por el torneo clausura 2017 el 16 de abril próximo.

A pesar de que todavía no está definida la reanudación del fútbol en la Argentina por los problemas en la AFA, el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García, anunció hoy que las cancillerías de ambos países preparan un encuentro entre Macri y Morales , y dijo que la reunión tendrá lugar «casi seguro» en este primer semestre.

Tras una entrevista con el nuevo canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni, Álvarez dijo a la prensa que los cancilleres de los dos países se reunirán en la primera quincena de marzo para adelantar la agenda de la reunión entre ambos mandatarios.

El embajador reconoció que hubo errores en cuanto a la manera que se lanzó la ley sobre la reforma migratoria en Argentina, que servirá para deportar mediante un trámite rápido a los extranjeros que hayan cometido delitos de gravedad en Argentina.

«Argentina y Bolivia deben pelear para que no exista ningún muro ni físico, ni político, ni ideológico porque tenemos que respetar nuestra historia en común», expresó.

Además, recordó que Argentina tiene una política de apertura desde su fundación hace 200 años y que en el preámbulo de su Constitución se dice que «son bienvenidos todos los habitantes de la Tierra».

Álvarez García señaló también que las nuevas medidas migratorias argentinas fueron tramitadas como «decreto de necesidad de urgencia» y tienen que ser ratificadas en el Congreso. «Hay que bajar un poquito la tensión, porque vamos a seguir viviendo juntos, a la par, con fronteras que permanentemente están abiertas», afirmó.

El embajador recordó que alrededor de 1,2 millones de bolivianos residen en la Argentina y destacó que la comunidad boliviana ha ayudado en el crecimiento del país.

La semana pasada, Evo Morales envió dos mensajes hacia el gobierno de Mauricio Macri. Primero con un mensaje a través de Twitter en el que pidió no copiar las políticas que despliega Donald Trump en Estados Unidos.

Después, directamente con una misión de funcionarios que llegó hoy a la Argentina y que vino acompañado de un mensaje directo: «Nuestros hermanos en Argentina no son delincuentes, narcotraficantes. Más bien buscan cómo mejorar la situación económica familiar pero también aportando al desarrollo del hermano pueblo de Argentina».

Ahora, Macri intenta desactivar el conflicto con el gobierno de Morales. ¿Irán juntos a ver Boca River?