Pidió ayuda en Cerrillos/Pareja de policías gay defendidos por la hermana del intendente Wayar denunciados por amenazas y robo

Hoy en el Programa Lazarte’n por el Mango, hablamos con Gabriela Hurtado – vecina de La Merced, acerca de las agresiones, amenazas de muerte que sufre por parte de una pareja de policías gay.

La víctima Gabriela Hurtado, dialogó con Andrea Lazarte y dió detalles sobre el robo que sufrió a manos de los efectivos policiales Jonatán Córdoba y Lindor Mamaní.

Ella heredó una finca en La Merced, la cual no puede vender, pero a través de un proceso legal le terminó cediendo derechos al efectivo policial Jonatán Córdoba.

“Le cedí el derecho de un pedazo de tierra a un chico llamado Jonathan Córdoba, que es suboficial de la Comisaría del Carril y está en pareja con Lindor Mamaní» dijo.

En 2020 Jonatán Córdoba le vendió su auto Fiat Uno modelo 2010 a Gabriela y la transacción la hicieron mediante un boleto de compra-venta pero luego la pareja de policías se lo robaron.

«Mientras yo andaba en el auto, me esperaron en la puerta de mi domicilio y cuando bajé a prender la luz, me hurtaron el vehículo, yo tengo todos los papeles, incluso el compraventa que rubricamos juntos. Lo que sucedió es que luego de la entrega del dinero, el policía, cuya pareja también lo es, no me entregaron el 08», comentó.

Luego del robo, Gabriela fue víctima de amenazas de muerte, agresiones y afirma haber denunciado todos los hechos de violencia que sufrió pero sigue sin obtener respuestas por parte de la justicia, además lo curioso del caso es que la abogada defensora de sus agresores es la hermana del Intendente Javier Wayar.

Gabriela Hurtado aseguró que la institución policial la está ayudando, pero no así las autoridades municipales y la justicia.

Actualmente, Gabriela puede contar con una custodia policial permanente y a su vez pudo solicitar una orden perimetral, pero la considera una burla, ya que solamente le dieron 10 metros de distancia. Algo totalmente insólito.

«Expongo esto porque temo por mi vida, no quiero que si el día de mañana me pasa algo, digan que fue por un ajuste de cuentas, en el área de diversidad de Cerrillos me ayudaron pero desde las oficinas de la Merced no me dan respuesta por la relación de mis agresores con la hermana del Intendente Javier Wayar», concluyó.