Sabrina Sansone: “Siempre soy Sabrina, no me olvido de eso”

Entre sonrisa y sonrisa, llega a la radio, se detiene en la entrada para plasmar el recuerdo en una foto. Pasa al estudio y arranca su momento único. Auténtico. Irrepetible:

Sabrina Sansone es conocida por su gran carrera artística y hoy por el cargo de Secretaria de Cultura. Pero es momento de conocerla desde otro punto de vista. Ella primero que nada es Sabrina, los demás títulos son un condimento o un disfraz, como ella lo define. “Siempre soy Sabrina, no me olvido de eso”, dice.

De niña se recuerda viviendo en tres cerritos y después en Los Azahares. Toda su vida estudió en el Colegio San Alfonso turno tarde y cuando salía se iba a clases de ballet o de inglés. Niña inquieta y simpática, se remite a cuando su mamá lavaba los platos antes de irse a dormir mientras ella tomaba una taza de leche caliente.

La danza sin duda alguna estuvo presente desde su nacimiento. Cuenta que sus padres estaban en una fiesta y su madre bailaba rock cuando empezaron las contracciones, doce horas después nació. Es por eso su eterno amor a la danza. Y no solo al arte, sino también a su familia que ha estado en todos los momentos de su vida. “Mi familia, mis hermanos son maravillosos”, explicó. Uno de los grandes pilares de su vida es su padre, que siempre la apoyó y supo brindarle un abrazo cuando lo necesitó. “Él me dio las alas para volar”, contó.

Entre otras cosas recuerda su primer beso a los 13 años, cuando recién empezaba la secundaria. “El amor es lo que me mueve”, se considera una persona enamorada de la vida y que la festeja. Es una mujer muy enamoradiza y por esto una de sus hermanas la apodó “corazón de maicena”. Siente que en ese entonces, vivió el amor de manera más despojada.

(Mientras tanto, un papel que dobla y desdobla, lo reparte en pedacitos y los vuelve a juntar. Da cuentas de los sentimientos que recorre Sabrina al responder cada pregunta)

En su secundaria empezó a tomar otras responsabilidades y las competencias en diversos concursos se hicieron más presentes. Piensa que fue uno de los momentos más conflictivos, los prejuicios para sí misma y las críticas a su cuerpo llegaron. La Sabrina de la adolescencia era “muy artista”, resumió.

Una de las experiencias que ha marcado su carrera es el paso por Bailando por un Sueño. En el 2012 llegó a Salta el concurso Soñando por Cantar en el que le encargaron hacer coreografías. En ese momento conoció a Chato Prada y Fede Hoppe, quienes después le abrirían las puertas para ser coach. Cuando la convocaron sintió que tocaba el cielo con las manos y fue uno de sus mejores momentos.

Sabrina, es de las que cree necesario conocer la derrota y bien que la ha vivido. La danza es su columna vertebral y como tal, la ha sostenido en sus peores momentos. Le ha dado alegrías y tristezas, pero algo mucho más importante es que siempre le ha dejado una enseñanza. Se ha forjado como humana a partir de sus derrotas y es por eso que hoy pide más amor y comprensión.

🎙Momento, Único, Auténtico, Irrepetible con la visita de Sabrina Sansone🎙

Posted by Cadena Máxima on Friday, June 26, 2020