Salta entre los distritos con menos empleados públicos por habitantes

Según da a conocer hoy diario Clarín, la ANSeS, AFIP y los ministerios de Trabajo, Hacienda e Interior hicieron un relevamiento que enumera distrito por distrito, por orden alfabético, la cantidad de empleados públicos provinciales.

El total y, lo más interesante para comparar, la cantidad cada 1.000 habitantes. Santa Cruz bate récords, con 115. Son 38.000 para una población que apenas supera los 300.000 habitantes. Los datos corresponden a fines de 2016.

En la tabla, a la administración de Alicia Kirchner la sigue Catamarca, hoy en manos de la peronista Lucía Corpacci. En su caso, paga sueldos a 113 empleados públicos cada 1.000 habitantes. La otra provincia crítica, que también supera los 100, es Tierra del Fuego, en manos de Rosana Bertone, que llegó por la lista del FPV.

Curiosamente, son tres gobernadoras las que peor administran sus jurisdicciones, salvándose sólo otra primera mandataria, María Eugenia Vidal, de Buenos Aires.

Los mejores

Para tener un parámetro, el promedio general en el país es de 51 empleados públicos provinciales cada 1.000 habitantes. De los 24 distritos, sólo siete están por debajo de esa media: Córdoba, del peronista Juan Schiaretti, con 35 cada 1.000; Santa Fe, del socialista Miguel Lifschitz, con 39/1.000; la Buenos Aires de la macrista María Eugenia Vidal, con 40/1.000; Mendoza, del radical Alfredo Cornejo, con 42/100; San Luis con 46/1.000; Misiones con 50/1.000; y Salta, del peronista Juan Manuel Urtubey, con 50/1.000.

Empleados públicos, provincia por provincia

empleados_publicos

Achicar el déficit

El Gobierno Nacional asegura que quiere avanzar de verdad en la depuración y supedita la ayuda financiera a las provincias, incluidas las históricas renegociaciones de deuda, a que moderen el gasto público. Esto apunta básicamente a los sueldos estatales, incluidos jubilados locales. Santa Cruz, por caso, destina cerca del 90% de sus recursos a salarios.

Según remarcan en el Gobierno, los cuatro distritos que bajaron el número de empleados públicos desde que asumió Macri fueron «Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Santiago del Estero».  Pese a la crisis económica, Alicia Kirchner amplió un 10% una planta ya desproporcionada y como no le alcanza para pagar los sueldosofrece paritarias de un 3% a los docentes.