Las infecciones respiratorias se transmiten de persona a persona

Ante el incremento de las infecciones respiratorias que se verifica en esta época del año, el Ministerio de Salud Pública comparte recomendaciones generales a la población, con la finalidad de disminuir la transmisión de los virus causantes de estas enfermedades.

Gripe, resfrío, neumonía, bronquiolitis, influenza y COVID-19 prevalecen en épocas de bajas temperaturas, porque se producen cambios en el sistema de defensas del organismo, tanto en niños como en personas adultas.

  • Las infecciones respiratorias agudas bajas (IRAB) son enfermedades que afectan desde oídos, nariz y garganta hasta los pulmones.
  • Son ocasionadas en su mayoría por virus, aunque también pueden ser bacterias o parásitos, que se transmiten de persona a persona a través de las gotitas de saliva que se expulsan al toser o estornudar.
  • También se pueden transmitir por contacto directo con superficies contaminadas, como manijas de puertas, barandas de transporte público, sillas, mesas, entre otros objetos.

Como medidas de prevención, la Dirección General de Coordinación Epidemiológica del Ministerio de Salud pública recomienda:

  • Tener al día los esquemas de vacunación contra la gripe, COVID-19, neumococo, tos ferina (tos convulsa, coqueluche) e influenza B.
  • Ventilar los ambientes
  • Lavarse de forma frecuente y correcta las manos
  • Cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar
  • Lavarse las manos inmediatamente después de toser o estornudar
  • Desechar los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos
  • No compartir artículos de uso personal, como vaso, cubiertos, toalla, etc.
  • Consultar al médico si los síntomas empeoran.

Las personas que presenten síntomas de infección respiratoria, como fiebre, u otros que dificulten sus actividades habituales, deben evitar el contacto con otras personas hasta que haya mejoramiento y transcurran al menos 24 horas desde la aparición de la fiebre.

Sobre todo, se debe evitar el contacto con personas inmunocomprometidas o con factores de riesgo de enfermedad respiratoria grave durante al menos cinco días desde el inicio de los síntomas. Luego, hasta el día 10, se aconseja el uso de barbijo y riguroso lavado de manos.

Se recomienda limpiar bien toda superficie que haya estado en contacto con personas enfermas, utilizando agua y jabón, o detergente. También se puede usar solución de alcohol al 70%.