Salta Basket cerró la burbuja perfecta.

Salta Basket cerró una “burbuja” perfecta en el Polideportivo Delmi donde consiguió las cinco victorias de su fixture y sumó la sexta consecutiva en La Liga Argentina.
Fue victoria 85 a 74 frente a Riachuelo de La Rioja para seguir soñando con la clasificación a los play offs.
En el primer cuarto los infernales marcaron la cancha de entrada incluso ganando en los primeros minutos por ocho puntos pero con el correr del tiempo, Riachuelo empezó a sentirse cómodo y aprovechó los momentos que tuvo para igualar sobre el final el primer parcial en dieciocho.
En el segundo cuarto, los riojanos, pese a ser el peor equipo de la Conferencia Norte, no se achicó y le trató de jugar de igual a igual a los infernales que de todas maneras hicieron sentir la localía y de a poco se escaparon en el marcador para ganar por dieciséis puntos de diferencia.
En el tercer cuarto, los infernales trataron de cerrar rápidamente la historia pero su efectividad en la zona pintada cayó y eso le permitió a Riachuelo achicar diferencias y así adueñarse de ese cuarto para quedar a solo siete puntos.
En el último cuarto, Salta Basket frenó la reacción de los riojanos y capitalizó todos los ataques con puntos claves para estirar la diferencia y empezar a definir el partido. Con la figura del brasileño André Coimbra, Salta Basket cerró un gran triunfo frente a Riachuelo de La Rioja aprovechando al cien por ciento los partidos que disputó en el Polideportivo Delmi.
Los infernales tendrán tiempo para descansar y para tranquilidad de su entrenador José Luis Pisani, la “casa quedó en orden” y ahora van por más en la próxima “burbuja” de La Rioja.